Exfoliantes caseros para una piel radiante

La limpieza de la piel es básica y un paso muy importante es exfoliarse, para poder quitar los puntos negros, células muertas, etc. Y si se te acabó tu exfoliante o quieres hacerte uno casero, te dejo algunas recetas para que tú misma lo puedas hacer:

Exfoliante de Plátano y Azúcar

El plátano tiene la propiedad de nutrir la piel, así como también de suavizar e iluminar debido a su consistencia pastosa. Este exfoliante es ideal para pieles grasas.

Necesitas:

  • 1 plátano maduro
  • 3 cucharadas de azúcar granulada

Primero aplasta el plátano hasta que quede medio uniforme y luego agrega el azúcar y comienza a mezclar hasta que quede uniforme. Debes aplicar la mezcla sobre tu rostro, pero también lo puedes usar para exfoliar tus piernas. Deja actuar por 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Exfoliante de miel con linaza

La miel es un ingrediente indispensable en muchas casas y es ideal para exfoliar la piel.

Necesitas:

  • 1 taza de miel.
  • ½ vaso de agua tibia.
  • 15 g de linaza en polvo.

Debes mezclar todos los ingredientes hasta que quede uniforme. Luego lo colocas en la refrigeradora y después te lo colocas haciendo movimientos circulares. Deja actuar por 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Exfoliante de café

El café es ideal para combatir la celulitis y exfoliar nuestro cuerpo de las células muertas y la suciedad.

Necesitas:

  • 4 cdas de Café.
  • 1/4 de taza de leche.

Mezcla el café con la leche y luego aplicas sobre el rostro con movimientos circulares. Deja actuar por 10 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Exfoliante de avena y leche o yogur

La avena tiene propiedades exfoliantes y es ideal para tener una piel radiante y suave.

Necesitas:

  • 1/4 taza de avena molida.
  • 1/4 taza de Leche.
  • 1 Limón.

Mezcla todos los ingredientes hasta que quede como una pasta uniforme. Luego aplica en el rostro con masajes circulares. Deja actuar por 10 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Exfoliante de granola

La granola la podemos encontrar casi siempre en casa y aparte de servir para el desayuno es ideal para exfoliar la piel

Necesitamos:

  • 1/2 taza de granola
  • 1/2 taza de agua caliente

Mezclamos los ingredientes hasta tener una pasta consistente. Luego humedecemos el rostro y aplicamos el exfoliante con movimientos circulares. Deja actuar por 10 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Luego de exfoliarte siempre debes hidratar tu piel con tu crema hidratante favorita.

Pueden ver cómo preparo algunos de estos acá:

¡Espero les haya gustado y tengan una linda semana!

No olviden seguirme en Facebook e Instagram.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *